Playa Quemada

Estas playas del sureste de Lanzarote gozan de la mejor meteorología de la isla. Siempre a cobijo del intenso viento conejero, gracias a la imponente presencia del Monumento Natural de Los Ajaches, Playa Quemada conforma la garantía por excelencia de un chapuzón en calma en el inmenso Océano Atlántico.

Las calas se imbuyen de tranquilidad y el sosiego. El marco místico de jable negro y callaos contrasta con la elegancia lumínica del Atlántico y las figuras de arena dorada de las dunas de Corralejo (Fuerteventura) y la enigmática Isla de Lobos en el horizonte oceánico.

Las playas de arena negra de Playa Quemada gozan de la mejor meteorología de Lanzarote. El cono sureste de la isla, cobijado por el deslumbrante Monumento Natural de Los Ajaches, amanece a resguardo del intenso viento lanzaroteño. Salvo los cuatro o cinco días al año con temporal del sur, Playa Quemada conforma la garantía por excelencia de un plácido chapuzón en el inmenso océano Atlántico.

SpainEnglishGerman